3 de julio de 2009

Dos canciones

No me importa mi amor; me importa el tuyo.
Panes de ayer, alfombras desteñidas,
un ajedrez al que le faltan peones
y miércoles que hubieran sido viernes
erosionan el mío,
que no respira por su cuenta
ni sabe deletrear sus pobres apellidos.

El tuyo, en cambio, apacigua los motores,
ordena la sombra en el verano,
convence a las moscas de alejarse
y añade ventanas a los muros.

Esquiva el pez la red
contigo, y junio las tormentas,
y se alargan las noches de silencio
y huele a caravanas
de romero y azufre, de algodón y petróleo,
y a sudor de animales no advertidos
cruzando una ciudad como la nuestra:
dispareja, tenaz en la fealdad,
hierba y cemento como dos canciones
cantadas al unísono.

No me importa mi amor, que apenas es la red
y apenas la tormenta —grandes voces
temibles, aunque inofensivas—;
me importa el peón faltante,
y es que al mirar su ausencia en el tablero
cabe ignorar al rey, las torres
y el resto de las piezas.



(Acabo de publicar este poema en el número 158 de Tierra Adentro, correspondiente a los meses de julio y agosto de 2009.)

2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Una poética interesante.
Nos leemos.

Saludos...

d dijo...

Hola…
Antes que nada, felicidades por su blog.
Queremos informarles que su Blog ya está en nuestro portal www.guadalajaraguadalajara.com y que lo hemos puesto dentro de la sección de Blogs de Guadalajara en el siguiente link:
http://www.guadalajaraguadalajara.com/blogs_gdl.php
mismo que podrán ver en la columna de la izquierda, casi hasta abajo.

Les invitamos a visitarla y, en caso de estar de acuerdo les proponemos poner nuestro banner como reciprocidad.

Quedamos en espera de su retroalimentación.

Atentamente,
Equipo de GuadalajaraGuadalajara.com