3 de abril de 2007

Cincuenta piedras


Hace ya cinco décadas, en 1957, se publicó un poema que, por diferentes razones, debe ser entendido como el fiel de la balanza y el pivote de la poesía mexicana del siglo XX: Piedra de sol, de Octavio Paz. Los casi seiscientos endecasílabos que lo componen (casi todos ellos acentuados en la sexta sílaba, como si aspiraran a llevar tatuado en su propia forma ese punto central o mediodía que la obra de la que forman parte representa para la tradición lírica hispanoamericana) recorren, siguiendo una ruta de círculos concéntricos, el espacio de la intensidad amorosa y, mejor aún, el universo de la pasión erótica entendida como destino y revelación, como visión profética y delirio lúcido, como indagación vertiginosa del cuerpo y recuperación de “nuestra unidad perdida”. En la estirpe de los grandes poemas que lo precedieron y alimentaron, del Sueño de Sor Juana y el Idilio salvaje de Othón a Muerte sin fin de Gorostiza y Sinbad el varado de Owen, e incluso de Alturas de Machu Picchu de Neruda y Espacio de Jiménez a Elena Bellamuerte de Fernández y Altazor de Huidobro, Piedra de sol supone al mismo tiempo un rejuvenecimiento y una decisiva maduración. Madura juventud, la de Paz, que le permitió incorporar su propia rebeldía y sus propias obsesiones al corpus de una literatura que, al admitirlo entre sus componentes, también subrayó sus diferencias: “arco de sangre, puente de latidos, / llévame al otro lado de esta noche, / adonde yo soy tú somos nosotros, / al reino de pronombres enlazados…”


Cincuenta son también los años que cumplirá este jueves uno de los poetas más importantes del México contemporáneo: Jorge Esquinca. Hoy en día, casi toda su obra se puede leer en Región (1982-2002), volumen publicado por la UNAM en 2004. Cabe añadir a ese libro el radical Uccello, poema editado por Filo de Caballos en 2001 y reeditado por Bonobos, con ampliaciones y enmiendas, en 2005. Los buenos poetas ignoran los caminos predeterminados. Esquinca, en los años de Alianza de los reinos (1988) y El cardo en la voz (1991), parecía destinado a entregarse para siempre, con talento y felicidad, a la tersa belleza crepuscular del simbolismo visionario. Pero un segundo nacimiento lo aguardaba, necesario y violento, en las pulsaciones de Vena cava (2002) y en el espasmódico y excepcional Uccello. Que nazca y se transfigure tantas veces como haga falta, y que siga siendo él. Sobre todo es esto lo que se le desea en su quincuagésimo aniversario.

("Cincuenta piedras" apareció el pasado 31 de marzo, nonagésimo tercer aniversario del nacimiento de Octavio Paz, en Mural.)

3 comentarios:

Bernardo Ruiz dijo...

Máster Luis Vicente:

Transmite por favor a Esquinca un abrazo dorado desde sus lectores del DF.

Y un poco homenaje, un poco publicidad, te incluímos en Blanco Móvil 103, esperemos no tengas inconveniente.

Saludos fraternales
BR

http://ruix.blogspot.com/2007/04/por-fin-el-hola-de-los-diarios.html

Perfil hostil dijo...

Todo supone un carácter de búsqueda y heroísmo oscuro en la poesía mexicana del siglo devorado por el decurso del tiempo; pero, ¿cuándo hallarás tu epicentro interno, el universo que gira en torno a tu sangre y tu voz de alfabetos escasos o tu pluma sagrada de pétalos múltiples: incinerados sin silencio febril; tu canto interminable, asfixiado? No lo sé, creo encontrar el sino exacto en esta astrología de soles y lunas sobre el fuego de las palabras llamado ausencia, desdicha.

Seguro podré ayudarte si lo deseas.

Anónimo dijo...

interfere with exposed this without protection money or culpability [url=http://www.casinoapart.com]casino[/url] hand-out at the peerlessness [url=http://www.casinoapart.com]online casino[/url] criterion with 10's of into the open [url=http://www.casinoapart.com]online casinos[/url]. sea-robber creator in [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-roulette.html]roulette[/url], [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-slots.html]slots[/url] and [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-baccarat.html]baccarat[/url] at this [url=http://www.casinoapart.com/articles/no-deposit-casinos.html]no send away casino[/url] , www.casinoapart.com
the finest [url=http://de.casinoapart.com]casino[/url] against UK, german and all singular the world. so in taste of the cork [url=http://es.casinoapart.com]casino en linea[/url] corroborate us now.